¿Qué desafíos enfrentan los medios emprendedores en 2021?

¿Qué desafíos enfrentan los medios emprendedores en 2021?

A un año de iniciada la pandemia, los medios digitales independientes latinoamericanos continúan enfrentando grandes desafíos. Contextos de violencias crecientes, desinformación y desestabilidad financiera son algunos de ellos, pero también existen oportunidades como la consolidación de audiencias fieles, coberturas innovadoras y fortalecimiento de modelos de negocio. 

“Los medios independientes deben centrarse en crear un vínculo con su audiencia que los haga imprescindibles para la ciudadanía”, dijo Claudia Uriquieta, editora de comunidad de Ciper, medio de investigación de Chile. En el artículo, los medios ganadores de la primera fase de Velocidad reflexionaron sobre los desafíos para el ecosistema desde su experiencia de aprendizaje y experimentación en la aceleradora durante 2020. 

El vínculo con las audiencias 

“El principal desafío es escuchar a las audiencias para entender la transformación que impulsan y a partir de ahí seguir ajustando el modelo editorial y la propuesta  periodística”, dijo Chani Guyot, fundador de RedAcción, medio digital de Argentina. En un contexto como la pandemia parece clave entender cómo cubrir las necesidades informativas de lectores y lectoras. “Mientras más necesarios y cercanos a su audiencia, los medios tienen más posibilidades de consolidarse y lograr su sustentabilidad financiera”, concordó Urquiera. 

Diego Dell’ Agostino, cofundador de Posta, medio pionero de podcast en Argentina, subrayó que no solamente hay que pensar en la comunidad ya conformada sino que también hay que comprender a los nuevos suscriptores. 

Modelos de negocio flexibles

Fausto Salvadore Fhilo, director del medio brasileño Ponte Jornalismo, dijo que la situación socio política en Brasil es cada vez más compleja. “La policía está matando como nunca antes, la justicia encarcela inocentes, la violencia contra la mujer ha aumentado, el gobierno arma a su población, propaga muertes y amenaza con un golpe de estado”, dijo. Para enfrentar el contexto, Ponte Jornalismo cuenta con su programa de membresía, pero analiza ampliar su modelo con la venta de sus contenidos.

“Hay que diversificar la cantidad de fuentes de ingresos que tenga un medio y no depender solamente de una comunidad sino entender cuáles pueden ser las fuentes de financiación”,  dijo, por su parte, Dell’ Agostino. “Hay que crear productos innovadores que puedan ser monetizables, descubrir por qué cosas la gente estaría dispuesta a pagar”, agregó Javier Melero, subdirector de El Pitazo, medio de Venezuela.

Romper la brecha digital

“Si algo demostró la pandemia y puso en evidencia fue la desigualdad digital”, dijo Alejandro Gomez Dugand, director de Cerosetenta de Colombia. Y señaló que hay un sector amplio de las sociedades que no tienen acceso a Internet: “mientras el mundo avanza cada vez más hacia la digitalización, seguimos dejando atrás al grueso de nuestras poblaciones”. 

Para Merelo, la brecha digital es uno de los desafíos más grandes en un contexto como el de Venezuela. “Hay una desconexión tecnológica de la gente, el acceso a la información digital disminuye y eso obviamente para un medio digital supone un gran reto”, dijo. Pero, ¿cómo romper esta brecha? 

“Nos enfrentamos al inmenso reto de reinventarnos por fuera de las plataformas tradicionales que son las páginas de Internet y las redes sociales y tratar de encontrar otros espacios”, sumó Gomez Dugand. Para él, las redes de mensajería son canales en los que los medios pueden seguir haciendo un periodismo innovador que responda a los peligros de caer dentro de una burbuja digital.

Periodismo de calidad con trabajo remoto 

Los desafíos de la conectividad impactan no solo en las audiencias sino en los procesos de trabajo interno dentro de los medios. “En 2021 seguirá siendo un reto hacer nuestro trabajo en condiciones de aislamiento aplicando las alternativas que hemos aprendido en los últimos meses”, dijo Ana Lidia García de El Toque, medio nativo digital de Cuba.

“A la par, hay que reforzar la cobertura para una segunda ola del COVID-19. Hay una demanda cada vez mayor de los ciudadanos porque el periodismo pueda informarles oportunamente en medio de mucha desinformación”, dijo Milagro Salazar, directora y fundadora de Convoca, medio de investigación y datos de Perú. 

“Debemos aprender a trabajar en remoto en un país con uno de los peores Internet de América Latina”, dijo Melero. “Debemos reforzar el esfuerzo para poder seguir dando información de calidad a los ciudadanos”, cerró Salazar.